soppe tapa

GUILLERMO SOPPE ANUNCIO SU RETIRO DE LAS COMPETENCIAS MAGISTRALES

La magia tuvo sus comienzos por la calle Chubut, en el famoso barrio Alberdi de la Ciudad de Córdoba, los goles de Belgrano, el grito desde el alma. El hombre que llevo la bandera de Alberdi a lo mas alto alrededor del mundo entero; nunca olvido sus raices, un jugador con estilo y garra de campeón. El perfil humilde de la persona que hizo orgullo en Córdoba por el ajedrez.

El Maestro Internacional Guillermo Soppe, fanático del club de futbol Belgrano, es el único ajedrecista cordobés que logro el campeonato argentino en dos oportunidades.

Cuando tenia 10 años su padre le enseñó a mover las piezas y a los 12, ya era un ajedrecista temible gracias a la mano de su primer maestro, Juan Carlos de las Heras. Luego tendría como profesor al gran maestro Erich Eliskases.

Soppe BelgranoSoppe Belgrano 1

El año 1975, a la edad de 14 años fue el primer desafio donde tuvo su primer prueba de fuego en el Torneo Mayor de Córdoba. Terminó en el 5º lugar detrás de jugadores de la talla de Luis Bronstein, Osvaldo Bazán, E. Miana, R. Redolfi, el Dr. Sebastian Brizuela, Gerardo Bazán, entre otros. Precisamente, este último maestro tuvo que inclinar su rey ante el joven Soppe. Fue su primer triunfo resonante. En esa misma época hizo tablas con Osvaldo Bazán y derrotó a Eduardo Secchi.

En 1977 fue campeón argentino cadete, lo que le sirvio para viajar al mundial de la categoría en Cagnes Sur Mer (Francia), acompañado por Héctor Luis González, destacado dirigente y periodista cordobés.

Allí conoció a quien luego sería el campeón mundial de ajedrez y uno de los mejores jugadores de todos los tiempos: Garri Kasparov. “Garri ya era una estrella entonces. Era uno de los jugadores más jóvenes del torneo y salió tercero”.

soppe retiroSoppe Kasparov

En aquél torneo, Soppe empató con el islandés Jon Arnanson, quien fue el campeón.

En 1987 conquistó su título de maestro internacional en el Torneo Zonal de Chile. “Tenía que empatar la última partida para lograr el título. Y lo logré jugando con piezas blancas contra el peruano Julio Granda”.

En ese momento empezó la época dorada de Soppe, cuando integró cinco equipos olímpicos y fue medalla de bronce como tablero suplente en la Copa de Oro de Ajedrez en Lucerna (Suiza), integrando un equipo junto a Miguel Najdorf, Oscar Panno, Miguel Ángel Quinteros, Gerardo Barbero y Pablo Ricardi.

Fue campeón argentino absoluto en 1990 y 2003. La primera vez ganó un match de desempate con Marcelo Tempone, jugado en la ciudad de Córdoba.

Al año siguiente, fue subcampeón argentino detrás de Jorge Rubinetti pero por encima de Panno, Quinteros y Najdorf. En Córdoba, fue tres veces campeón del Mayor.

Tiene dos libros escritos en coautoría con el periodista Raúl Grosso (Eliskases, Caballeros del Ajedrez) y con Carlos Barrionuevo (Aprenda con los Campeones).

A continuación la carta que nos dejo Guillermo:

“Quisiera compartir con ustedes una decisión que ya venía meditando
desde hace un tiempo: he decidido dejar la práctica del ajedrez en un
nivel magistral. Se cumplen 40 años de mi primer campeonato de
Córdoba, válido para jugar el campeonato argentino, y considero éste
el momento justo para retirarme del ajedrez de máxima competencia. Por
cierto, el ajedrez es parte de mi vida y seguiré participando de
torneos sin tanto nivel de compromiso y exigencia, algún ocasional
torneo abierto o por equipos, como también en torneos rápidos, pero ya
nunca más en torneos cerrados de norma, sean de MI o de GMI o el
circuito del campeonato argentino absoluto. Tuve la suerte de ser dos
veces campeón argentino y representar al país en mundiales,
panamericanos y olimpiadas. Ya no siento la fuerza ni las ganas que
ponía en cada competencia y considero que las cosas deben hacerse con
el corazón y máximo esfuerzo; si no puedo alcanzar ese nivel de
intensidad, es mejor dar un paso al costado y dedicarme, con toda la
pasión que siempre puse en el tablero, a dos facetas que hoy me atraen
más dentro del mundo del ajedrez: entrenador -pronto espero recibir el
título de FIDE Trainer- y la dirigencia -soy presidente de la FAPC y
vocal suplente de FADA-. Estoy seguro de que, en esta nueva etapa,
toda la experiencia de estas cuatro décadas de carrera me ayudará a
conseguir un alto nivel de excelencia en mis nuevas funciones. Por
último, expreso el mayor de los agradecimientos a quienes confiaron en
mi fuerza de juego y responsabilidad profesional”.
Guillermo Soppe

 




No hay comentarios

Añadir más