La multinacional sin oficinas

Solamente dos años le tomó a Johny Boufarhat convertir su plataforma de alojamiento de conferencia en línea, en una compañía valorada en más de US$5.600 millones dólares.

Genera empleo a más de 500 personas, pero no conoce a ninguna ya que nadie trabaja en una oficina central, porque no existe. Boufarhat, desde su última propiedad de alquiler de Airbnb en Barcelona remarca que “ser una empresa completamente remota nos permite hacer cosas que otras empresas no han podido hacer antes”.

Ni oficina central ni casa permanente, el emprendedor es un nómada digital que se mueve por cualquier lugar del mundo y dirige su empresa desde donde se encuentre. No hace mucho la capacidad tecnológica no posibilita este tipo de interacción porque los software todavía no eran lo suficientemente potentes, explica Boufarhat. Así mismo, también afirma que la decisión de no tener una oficina central no tiene una connotación ideológica, sino que el trabajo remoto logró demostrar ser más eficiente a medida que la empresa se ha expandido a una velocidad vertiginosa. 

Golpe de suerte

La empresa Hopin se inició en 2019 con seis empleados, pero creció exponencialmente durante la pandemia, dado que los confinamientos significaron que la industria de las conferencias tuviera un papel principal. Al igual que Zoom, Hopin estaba en el espacio tecnológico adecuado en el momento adecuado. 

La plataforma ha ofrecido soporte a más de 80.000 eventos desde el 2020, en donde se destacan algunas empresas y organizaciones como las Naciones Unidas, la OTAN, Slack y Unilever.

Metodología de trabajo

Para desarrollar la cultura empresarial digital, el empresario ha implementado una vez por mes una “sala de conferencias” para todos los 5000 empleados, en la cual en palabras de Boufarhat, la describe como “un programa de juegos de televisión”. Así mismo Hopin aprovecha el software colaborativo basado en la nube: Microsoft Teams, Slack, la plataforma de mensajería de video Loom, Figma (diseño) y Notion (para compartir notas Wiki). También existen bot que emparejan a colegas al azar una vez al mes para tomar un café en línea, con la intención de reemplazar esos momentos de descanso en la oficina. A su vez, Hopin realiza una encuesta mensual con el personal en línea para ver cuáles son las áreas de la vida laboral que necesitan mejorar. Además, si bien Boufarhat es consciente de que en un mundo posterior al confinamiento habrán intenciones de que los colegas se reúnan en persona por cuestiones de interacción social, no cree que lo hagan por el trabajo, ya que él considera que las herramientas de productividad son muy buenas. Por último, el empresario destaca que el trabajo remoto ha sido una oportunidad para contratar a un grupo de talentos global.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-57583787

También te puede interesar: